LAS RELACIONES PÚBLICAS EN EL SIGLO XXI

 

Mucha gente piensa que los relacionistas públicos sólo son aquellas personas de “mano fría”, los que están todo el tiempo en los eventos sociales y saludan a cuanta persona se le ponga en frente, y nada más, pero están muy equivocados ya que toda empresa que actualmente está bien posicionada o tiene una buena imagen, es debido a que cuenta con un excelente equipo de Relaciones Públicas  internamente, o bien, que tiene una agencia de RP encargado a mantener su posicionamiento o incrementarlo en la mente de sus audiencias objetivo (o en general).  No obstante, las relaciones públicas no se llevan a cabo únicamente en el ambiente empresarial, puesto que nosotros somos nuestros propios relacionistas públicos en cuestión personal, es decir, la imagen que proyectamos de nosotros mismos es nuestra primera comunicación ante las personas, por tanto, no debemos de descuidar ni el mas mínimo detalle.

Pero ya hablando en cuestión empresarial, las RP nacieron aproximadamente a principios del siglo XX en donde los empresarios entienden gracias a conflictos sociales de la época, lo fundamental de tener una imagen positiva de su organización, por tanto, incorporan técnicas y nuevas formas de comunicación en situaciones de crisis y dentro de sus propias estrategias. Así, nacen las RP con el objetivo de informar al pueblo, de persuadir a sus públicos objetivo y de integrar a unas personas con otras teniendo como padre de su teoría y técnicas al empresario Ivy Lee, quien llega a la conclusión de que los empresarios deben exponer sus problemas al público a través de la conferencia de prensa y rueda de prensa para generar una comunicación bidireccional.

Las relaciones publicas son esenciales para cualquier empresa ya que cuando una organización carece de este departamento se puede reflejar claramente en su imagen cuando tiene inconsistencias entre su marca y su servicio al cliente, entre su slogan y sus servicios, etc. Porque las RP no son un área independiente de las demás, sino que esta íntimamente relacionada con todos los demás departamentos para hacer que cada uno de ellos trabaje sobre la misma misión y valores de la empresa, y siendo así, podremos hablar de una imagen coherente y firme de una empresa.

Los relacionistas públicos reciben presiones desde muchas partes: accionistas, empleados, consultores, periodistas, comunidad, gobierno, consumidores, etc. Las relaciones publicas nacieron para crear relaciones armónicas y crear conciencia y percepciones entre las audiencias. Igualmente, debe responder a requerimientos específicos de información de todos los anteriormente mencionados, así como formar una reputación buena de la empresa. No obstante, su labor no termina ahí, ya que también es su responsabilidad provocar actitudes y comportamientos para lograr determinada tarea, y así crear un espacio propicio y positivo para generar mejores oportunidades de negocio para las empresas.

En el siglo XXI las Relaciones Publicas han cambiado en gran medida, pero lógicamente para bien puesto que gracias a nuevos medios de comunicación y nuevas estrategias que se implementan en las empresas, ahora podemos gozar de marcas mas consistentes y empresas con mejor posicionamiento. Sin embargo, hoy en día también los relacionistas públicos se encuentran con problemas que quizá con anterioridad no se veían tan repetidos como ahora. Tienen que luchar contra las amenazas que se van enfrentando diariamente hacia la empresa ya sea por problemas internos, por la competencia, o causas de fuerza mayor, pero todas estas deben ser enfrentadas con inteligencia y con buenas tácticas para aprovechar la oportunidad de superarlas y al mismo tiempo de mejorar en la imagen de la institución.

Actualmente es importante mantener buenas relaciones internas en las empresas debido a que hay mucho cambio de empleos. Hoy en día, es raro que una persona dure 30 años en una organización, tal como se acostumbraba años atrás. No es raro que un individuo salte de una empresa hacia la competencia por un mejor sueldo, por ganas de crecer, etc. y esto afecta gravemente a una organización ya que además de perder un valor personal con muchas ideas, ya tiene a un “intruso” del otro lado del camino. Esto no sucedería tanto, quizá, si se trabajara mas en las relaciones personales con los empleados y estos estuvieran mas motivados y estimulados, entonces vemos que la comunicación interna de una organización es muy importante y nunca se debe descuidar por estar trabajando únicamente en las relaciones externas.

En los años recientes, las agencias de publicidad han perdido el monopolio que antes ejercían en el diseño y desarrollo de las estrategias comunicativas de los anunciantes. Ahora podemos ver como una agencia de publicidad puede estar encargada de la parte grafica de una empresa, otra lleva la planeación de medios y una mas se dedica a la producción de televisión y radio. Esto produce grandes problemas de comunicación puesto que puede llegar a verse una imagen incoherente en el sentido de que cada agencia imprime un poco de su sello en cada material que producen, y al no estar al tanto de la misión y valores de la institución para la que trabajan, puede ser que desvíen la información y la comuniquen de una manera equivocada.

Por tanto, los relacionistas públicos hoy en día se encuentran con una nueva oportunidad de trabajo en la que deben estar al tanto de todas las agencias y consultores externos con los que trabaja la empresa a la que le hacen las relaciones publicas. Deben estar seguros que cada una de las personas quienes trabajan para dicha empresa estén al corriente de la nueva campaña, las nuevas informaciones, etc., así como de los valores de la empresa, los objetivos, entre otras muchas cosas. De esta manera, se puede ver una unificación en el trabajo y así el publico podrá ver una empresa consistente y con un mensaje claro.

A pesar de que muchas personas ya piensan que las Relaciones Públicas y la mercadotecnia son un mismo departamento, o bien, que los relacionistas públicos dependen de marketing, hay varias diferencias importantes de mencionar. Las Relaciones Públicas tienen la misión de integración como centro humanizador de las organizaciones y facilitador del cumplimiento de los objetivos, mientras que únicamente el departamento de mercadotecnia se dedica al proceso de crear, distribuir, promover y fijar precios de bienes, servicios e ideas para facilitar la satisfacción de relaciones de intercambio  en un entorno dinámico.

Asimismo, hay que señalar que RP sí ayuda a crear, vender y mantener imagen positiva de la organización, no obstante, significa más que Marketing y Publicidad, pues promueve la convivencia  humana  con procesos comunicativos éticos, legales y coherentes. Además, su objetivo fundamental es la creación y mantenimiento de un clima de confianza entre la organización y su público, mientras que el departamento de mercadotecnia tiene como objetivo principal únicamente el luctro.

Otro punto importante a considerar para los relacionistas públicos de la actualidad es observar el entorno en donde se desenvuelve la empresa y analizar la situación política, social y cultural. Es esencial saber en donde y con quien se estarán moviendo, como funciona el mundo de las relaciones tanto laborales como personales y de que manera pueden llegar mas fácilmente a sus públicos objetivo. Deben revisar primeramente como se encuentra posicionada la marca y la imagen de la empresa puesto que deben de crear una buena credibilidad y reputación entre la gente, y claro, mantenerla.

Definitivamente influye mucho las conductas y la cultura de la gente en la forma de ver a una empresa, por tanto, también los relacionistas públicos deben observar la cultura organizacional de la empresa para saber con que públicos esta trabajando, al también ser su target los propios empleados de la organización. Es esencial asegurarse que estén al tanto de los valores de la empresa y que verdaderamente “traigan puesta la camiseta” para asegurarse que ellos mismos también estarán vendiendo bien a la marca, pues esto también influye en demasía en la comunicación.

Debido a la importancia de la cultura, sin importar que modelo o estrategia se este utilizando en determinada circunstancia de una empresa, estos siempre deben estar adecuados o “tropicalizados” a las condiciones especificas de cada país. Es imposible intentar imponer una técnica de comunicación estadounidense en un país latinoamericano o un modelo europeo en Canadá. Siempre se debe hacer un ajuste aunque también es importante ser globales al planear una estrategia.

Es completamente necesario conocer a profundidad la parte teórica de una empresa antes de realizar cualquier actividad que vaya dirigida a un publico, y esto quiere decir, básicamente, toda actividad, puesto que hasta la junta entre el jefe y los empleados es una comunicación y un reflejo de la imagen de una empresa. Luego entonces, es preciso reconocer desde un principio las necesidades de una empresa y los objetivos como tal para así enfocar toda comunicación hacia el mismo camino.

Es por eso que las relaciones publicas dependen del departamento humanista y de las ciencias sociales puesto que debe trabajar de la mano con la investigación para darse cuenta del posicionamiento de la empresa entre sus diversos públicos. Deben estar preocupados por todo proceso de comunicación y las interacciones que se desarrollen entre cualquier persona, situación u objeto que transmita su marca y cualquier audiencia. Además, no es solo saber que estos interactúan, sino también se debe analizar, examinar y evaluar la relación, sacando resultados valiosos para poder mejorar el proceso comunicativo.

Las Relaciones Públicas y las Nuevas Tecnologías

En nuestros días se comprueba completamente la frase de que la información es poder, ya que se ha convertido en el motor del sistema económico y social de los países más desarrollados. En la actualidad, la interrelación entre las nuevas tecnologías y el ser humano es tan fuerte, que éstas han invadido todas las facetas y actividades del hombre: tanto su trabajo como sus actividades de ocio y de relación humanas.

No podemos dejar de lado la revolución de Internet al estar hablando de procesos de comunicación ya que afectan en demasía el mundo de las relaciones publicas. Ahora no sólo las personas se comunican cara a cara o por medio de un teléfono, que todavía se consideraba más personal, sino que están conectadas a computadoras y mediante estas se ponen en contacto con clientes que puede ser que ni siquiera conozcan. Es curiosa la nueva forma de interacción y por eso también los relacionistas públicos deben estar al pendiente de esta comunicación para que lleve el mismo mensaje que desea la empresa.

Con este advenimiento de la tecnología y la transformación que han sufrido los medios de comunicación con el desarrollo y el posicionamiento de la web, es totalmente necesario que los profesionales en el manejo y emisión de la información reflexionen sobre el importante papel que las tecnologías tendrán en el quehacer profesional.

Los Relacionistas Públicos, por ejemplo, deben aprovechar la inmediatez de la retroalimentación por Internet, deben focalizarse a nuevos horizontes y tomar la oportunidad de llegar a un mayor número de personas de una manera casi inmediata. Claro que la demanda de estos nuevos medios ha producido una gran responsabilidad sobre el trato de la comunicación y la tendencia de la información manejada, así es que se tiene que tomar un mayor cuidado con el manejo de datos por estos medios.

Las nuevas herramientas tecnológicas han sustituido y mejorado enormemente procesos que se llevan a cabo diariamente para un relacionista público, tal como el lanzamiento o envío de un boletín de prensa, difusión de información o invitaciones para eventos, etc. Igualmente, la herramienta de comunicación más empleada y aceptada actualmente es el correo electrónico, medio con el que se hacen los envíos mas rápidos a un número mayor de personas y a un costo relativamente inexistente. Aunque todavía existen otros medios como el fax, ya resultan muy raras las empresas  que no tienen computadoras e Internet dentro de sus procesos.

Otra de las oportunidades para las Relaciones Públicas en el siglo XXI es la utilización de los dossier de prensa electrónicos, ya sea que se entreguen en un CD o DVD interactivo, o bien, que esté subido a una página de Internet en donde todas las personas pueden tener acceso a la información de la empresa, a los eventos que ésta realizará, en donde haya un servidor de donde se puedan bajar fotografías o imágenes, y sumamente efectivo es poner un correo electrónico a donde se puedan dirigir los públicos en caso de que tengan alguna duda, claro que el único inconveniente es que es necesario contar con una conexión a Internet cada vez que se necesite algún de estos datos.

Es curioso cómo todavía algunos relacionistas públicos no ven a la tecnología como una aliada para su trabajo sino como un obstáculo que les impide realizar su labor. Creen que el único beneficio que pueden sacar de éstas es la reducción de tiempo en procesos, sin embargo, la revolución de Internet es una realidad y todo comunicólogo debe aprovecharla para mejorar sus tareas y optimizar todas sus estrategias, haciendo procesos online, cambiar flujos de información por red, o comunidades virtuales, por ejemplo.

Lo irónico es que el público en general utiliza de mejor manera las herramientas web que los profesionales de las relaciones públicas, todos los clientes y mercados meta están conscientes de la importancia del Internet e incluso comienzan a realizar programas y proyectos encaminados en torno a éste, por lo tanto, se deben poner a la par con sus públicos pues sino toman estas nuevas medidas de comunicación seguramente quedarán rezagados en el futuro.

Ahora es raro que una empresa no cuente con una página de Internet, sin embargo, no todas son adecuadas. De hecho, la página Web de una empresa debería ser construida de tal manera que pueda reflejar las necesidades y los intereses de los clientes, accionistas y empleados, y al mismo tiempo incorporar nuevas herramientas que las satisfagan. La clave consiste en empezar a considerar la interactividad como un nuevo proceso social y un factor clave en las nuevas Relaciones Públicas.

De hecho, varios estudiosos dicen que las RP están ganándole campo a la publicidad en el sentido que están tratando de implementar un método online que consiste en crear links de recomendación de tal modo que la información se extienda de forma viral. Así, parece que las opiniones provienen de usuarios independientes, ganando credibilidad. La gente no tiene tiempo de averiguar la calidad de los productos, por lo que confía en las personas cercanas a el que han consumido dichos productos o en lo que dicen los medios de comunicación es decir casi todo lo que sabemos lo obtenemos de la prensa o de personas en las cuales confiamos.

No obstante, la imagen de una empresa por medio de las relaciones públicas no se puede introducir a la mente del cliente a la fuerza, la publicidad es una imposición y se paga porque se publique mientras que las RP no pueden obligar a nadie a publicar el mensaje. Mientras que la publicidad tiene fechas de lanzamiento, campañas específicas, etc., el trabajo de las RP nunca termina puesto que es un proceso lineal y nunca termina.

Hablando de la publicidad, los factores por los que ésta continúa creando marcas son: el establishment publicitario, las organizaciones que la fortalecen, y porque la gente juzga el valor de una disciplina por sus cifras y esto llega a ser sorprendente. De igual manera, se beneficia de una amplia cobertura editorial, domina la escena nacional, al ámbito educativo y la mayoría de las firmas de RP son parte de un conglomerado de publicidad. Sin embargo, las Relaciones Públicas son el futuro ya que se encarga de una visión más global y es quien mantiene la imagen de la marca y la empresa en general, además, con las nuevas tecnologías lo podrá lograr con una cobertura tan amplia como nunca habría alcanzado con los medios tradicionales.

En definitiva, los esfuerzos de las Relaciones Públicas en Internet deben concentrarse en sacar partido de la interactividad, personalización e inmediatez que ofrece el medio electrónico. Además, todas las actividades online deberían estar a la par con la estrategia global de mercadotecnia para alcanzar los mejores resultados posibles. Internet impone una pauta de comunicación donde la información viaja muy rápido y está a la distancia de un click. Por eso, el compromiso del especialista de Relaciones Públicas se convierte en un servicio de las veinticuatro horas y con la debida capacidad de respuesta frente a las complicaciones que pudieran surgir.

Con estos nuevos medios y los tradicionales, para las organizaciones el gran reto de hoy en día consiste sencillamente en diversificar sus ofertas de contenidos, sus mensajes, a través de una mayor oferta de canales y la posibilidad de incorporar, en sus mensajes, una mayor interactividad con sus públicos. Esto permite a llegar a públicos nicho de una manera más fácil y de poder diversificar nuestros contenidos sin tanto problema, pero claro, siempre el relacionista público debe cuidar que por más que los contenidos sean diversos y tengamos varios canales en funcionamiento, siempre la imagen de la empresa sea coherente y toda comunicación sea íntegra y persiga el mismo objetivo.

De igual manera, la comunicación interna por muchos años se vio estancada debido a que no contaban con la infraestructura necesaria para comunicarse de una manera rápida y fácil y recurrían a herramientas tradicionales tales como el corcho o los memorandums. Hoy en día, eso ha quedado en el pasado, o si bien lo siguen utilizando en algunas instituciones, se puede ver apoyado por otros medios tales como el chat interno, los blogs, las redes sociales online, etc, lo que permite una mejor comunicación entre los empleados.

Resumiendo, podemos mencionar algunos problemas importantes de los avances del siglo XXI en el mundo de las Relaciones Públicas, factores que todo comunicólogo debe aprovechar para optimizar sus procesos:

          El Internet es global, por medio de la red podemos contactar a quien nosotros queramos y debemos aprovechar esta herramienta para llegar a nuestros públicos nicho y mandar nuestro mensaje claramente mencionando hacia quién va dirigido, o por lo menos, tratando de que no se malinterprete por otras de nuestras audiencias.

          En la red no puede haber un control absoluto de la información, es decir, puede existir alguna comunidad virtual que esté hablando mal de nuestro producto, al no tener control total de esta información, se necesitará que el relacionista público defienda la imagen de la empresa por medio de estrategias y procesos de comunicación que no afecten la libertad de expresión pero que sí aclaren toda información defectuosa, tendenciosa o errónea.

          No podemos estar completamente seguros de que nuestro mensaje sea visto por nuestros públicos objetivo. Sí podemos tener una idea de los sitios que visitan nuestros clientes o de qué camino debemos tomar para atacar a nuestro target, sin embargo, la red es tan amplia que no tenemos ningún control sobre nuestros consumidores.

Aprender a dialogar con los nuevos públicos del siglo XIX no es fácil de entrada, y sí se encontrarán varios obstáculos en los proceso de comunicación, pero sí es necesario para el futuro de la organización.

Las Relaciones Públicas en el futuro

No podemos seguir pensando que tener un departamento de Relaciones Publicas o un consultor externo es un lujo para un empresa ya que ahora es una parte fundamental de toda organización. Para aumentar la eficacia de los empleados y para mejorar los mensajes que reciben a diario nuestros consumidores, es necesario tener una persona que este monitoreando dichas comunicaciones para saber que vamos por el buen camino, y sobretodo que estamos alcanzando nuestros objetivos.

A veces todavía se tiene la idea de que las RP son sólo una ayudadita o una herramienta que se utiliza únicamente cuando se entra en una situación de crisis o cuando surge un problema específico con la imagen externa de la empresa, no obstante, no se puede acudir a ellas sólo de emergencia  pues en dado caso que se necesite implementar cierta estrategia, necesitaremos toda la información de contexto para saber con qué tipo de empresa estamos trabajando, cuáles son sus objetivos, misiones, valores, etc., y entonces de esta manera podremos arreglar la situación, sin embargo, esta manera de hacerlo, no es la correcta.

Por otra parte, no podemos olvidar que cada día surgen más y más productos y servicios lo que crea un mundo mas competitivo, y al ser esto así, la gente se retaca de muchísimos mensajes que obtiene de muchísimos medios de comunicación. Frente a esto, la publicidad se ha convertido escasa para llegar a tantos públicos diversos que hay ya que ahora los productos están mas dirigidos a públicos nichos y ahí es donde entran las relaciones publicas: para atacar a aquellos públicos objetivos con mensajes mas específicos. Aquí entra la función estratégica para crear proyectos que diferencien el producto o servicio de los demás y para encontrar la herramienta correcta que consiga el objetivo que desea la empresa.

En la actualidad las relaciones publicas ya no se están viendo sólo como un proceso de marketing o parte de este departamento, sino que ya es un área total de la empresa en donde se debe cuidar desde el mas mínimo detalle interno de la comunicación, hasta la manera de cómo se debe comunicar un mensaje publicitario dirigido a x publico. Hay una tendencia en donde se sitúan todas las comunicaciones de la empresa en las manos del director de Relaciones Publicas para que este revise que el mensaje es correcto, coherente y este integrado con los valores de la institución.

Es muy importante que el encargado de RP, como mencioné con anterioridad, esté enterado de todas las acciones que está llevando a cabo la empresa para que de esta manera pueda ajustar la información hacia un mismo sentido. No podemos permitir que una persona totalmente externa a la empresa  lleve las relaciones publicas porque no sabrá lo que está haciendo. En dado caso que sea una agencia externa quien se encargue de la imagen de la empresa, es esencial que se le otorguen toda la información necesaria de la organización para que pueda entender las situaciones y también que conozca al personal, sepa cómo se comunican los empleados entre ellos y con los clientes, y qué opinan de  la empresa para saber su posicionamiento.

También es esencial que los RP sean detectores de errores de comunicación para que siempre se enmienden de inmediato pues no se pueden pasar por alto y disimular que todo está bajo control. Aunque se retrase el proceso de algún plan, es muy importante hacer una investigación previa de las comunicaciones para no errar y no dar un paso en vano. Asimismo, un buen relacionista público debe estar alerta a los cambios de opinión dentro de los empleados o los otros públicos externos para reparar los daños lo más pronto posible.

Tener éxito en el mercado del siglo XXI requiere de una excelente comunicación empresarial, el asesoramiento de una agencia de Relaciones Públicas o de un departamento encargado del tema ya se ha convertido en parte fundamental de toda empresa puesto que es ahora el apoyo del departamento de mercadotecnia para llevar a cabo todas sus estrategias en el mercado, también es el vínculo entre la organización y los medios, el informador de los accionistas, la conexión entre la comunidad y la empresa, y el medio entre el gobierno y las organizaciones.

No debemos dejar de lado el punto de que las Relaciones Públicas son un conjunto de ciencias que tienen mucha influencia en la sociedad. No podemos dejar de lado que es una materia humanista que va directamente hacia las personas, por tanto, es muy importante que vaya de la mano de la ética ya que al reflejar la imagen de las empresas, tienen que cuidar que esta imagen refleje una de una organización socialmente responsable y que está preocupado por los problemas actuales de la humanidad. Luego entonces, los relacionistas públicos deben estar enterados de todo reglamento que ataña a la empresa para la cual está trabajando. No puede permitir que por ignorancia, su empresa rompa reglas que después puedan afectarlo negativamente, no solamente en cuestiones legales, sino también como imagen institucional.

Todo relacionista público nunca debe olvidar que esta carrera tiene una vocación inclinada hacia la verdad, el trabajo y el decoro. Por tanto, debe tener una disposición inmediata hacia la honradez, la objetividad, los intereses de la sociedad en general y no de uno sólo, y tener sus argumentos bien fundamentados para que nadie pueda tachar de inconsistente a una empresa. Sin embargo, también debe de estar de acuerdo con la libertad de expresión y de pensamientos de sus clientes, debe escuchar la voz de todo aquellos que estén en desacuerdo con sus estrategias para poder llegar a un equilibrio para el bien común, debe ser íntegro, así como un apoyo para todos sus colaboradores.

El propósito de las Relaciones Públicas es apoyar y defender, por lo que es importante tener una reputación honorable lo que requiere mucho esfuerzo que se construye poco a poco y requiere atención constante ya que es muy valiosa pero también frágil y fácil de romperse. Así es que se debe de tener cuidado en exceso con el tema de la ética, pues ninguna empresa quiere tener problemas de imagen por temas que deben estar revisados con anterioridad por su equipo de RP.

Los encargados de las Relaciones Públicas siempre traen cargando sobre sus hombros el precio de graves deberes y de profundas responsabilidades, pues de él depende la imagen que se formará la opinión pública de la empresa para la que trabaja. Debe amar su vocación por encima del dinero, sus deberes por arriba de los bienes materiales, ventajas o provechos personales. Tiene que tener una buena conciencia hecha con esmerada escrupulosidad, con sanos principios de la moral, valores, con una obediencia constante y fiel, y con un amor infinito hacia la verdad.

De igual manera, no es posible separar la participación corporativa de la responsabilidad social y es por eso que las empresas han adoptado el principio de invertir en la comunidad ya sea programas de relaciones con la comunidad, donativos económicos o en especie, programas educativos o asesorías profesionales. Todo relacionista público sabe que el apoyo a la comunidad es una inversión sólida a largo plazo y el participar genera beneficios inmediatos a corto plazo, entre ellos un mejor posicionamiento y mejor imagen pública.

En el siglo XXI, percepción sobre las empresas más admiradas casi siempre tiene implícitos indicadores de responsabilidad social; realizan acciones de diversa índole con la comunidad en la que operan o con la que se involucran. La empresa con responsabilidad social está conciente de la importancia de invertir en la comunidad, porque sabe que si ésta se desarrolla en condiciones favorables, el mercado de consumidores del que depende podrá seguir generando ganancias para la misma.

El ser socialmente responsable crea mayor fidelidad a la marca por parte de los consumidores, asimismo, logra un mejor posicionamiento de imagen y una actitud más favorable por parte de todos los clientes. Además, puede servir como defensa ante situaciones de crisis y hace que su imagen se fortalezca, ganándole partido a la competencia e identificándose con la comunidad. Los relacionistas públicos deben aprovechar la oportunidad que se encuentran actualmente de participar en eventos u organizaciones en donde participan varias empresas para ayudar a la sociedad, lo que les permite mejorar su imagen y al mismo tiempo, hacer cada vez más relaciones y posicionamiento de marca.

Conclusión

Las RP constituyen la ciencia que se ocupa de los procesos de comunicación a través de los cuales se establecen y gestionan relaciones de adaptación mutua entre una persona públicamente relevante o una organización y los públicos de su entorno. Asimismo, componen la función administrativa que valora las actitudes del público, asemeja las políticas y los procedimientos de una organización, y elabora programas de acción y comunicación para ganar la comprensión y la aceptación del público.

En el siglo XXI aparecen muchas nuevas herramientas de comunicación que si bien no son tan fáciles de adaptar , serán el futuro en el mundo de las Relaciones Públicas por lo que todo profesionista del medio debe evolucionar y ver todos estos cambios como oportunidades de crecimiento. Definitivamente, cada vez más toda empresa necesita de un departamento de Relaciones Públicas por lo que el campo laboral crecerá rápidamente generando así más oportunidades de empleo para los relacionistas públicos, así es que deben estar preparados y actualizados con todas las nuevas tendencias. Todas estas nuevas áreas de oportunidad para profesionales de ciencias de la comunicación, naturalmente obliga a reparar en la pertinencia de los planes de estudio de las escuelas y facultades.  Asimismo, siempre deben ir a la vanguardia para saber cómo actuar ante épocas de crisis debido a los nuevos avances ya que probablemente se suscitarán complicaciones nunca antes vistas gracias a la tecnología.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: